¡Hola cibermundo!

Publicado: 19 de mayo de 2012 en Teorías de la Comunicación III

“Acerca de la revolución de los transportes a la revolución de las transmisiones de Paul Virilio.”

Entrevista con Philippe Petit

     ¿Cuál es el mal que nos traerá el progreso tecnológico?; ¿Cuál es el poder de la velocidad?; ¿Qué significa la expresión “percepción del mundo”?; éstas son algunas preguntas a las cuales nos da respuesta el teórico francés Paul Virilio, en su entrevista con el filósofo y periodista Philippe Petit, acerca de los efectos culturales de la aceleración del tiempo mundial y la democracia virtual.

Según Paul Virilio, la técnica y el progreso, traen consigo peligros y males; este progreso no es más que un condicionamiento cibernético, una amenaza. Las tecnologías condicionan las relaciones y las formas o medios de información mundial.

Las redes informacionales que unen a todas las sociedades del mundo podrían acarrear grandes consecuencias político-culturales para la humanidad. Actualmente vivimos en un mundo real condicional por aquel mundo virtual en expansión. Antes existía un tiempo en relación al lugar; es decir, un tiempo local en cada extensión de territorio; ahora nos enfrentamos a un tiempo único; la interactividad y la interacción virtual pone en contacto instantáneo  al mundo y se convierte en un tiempo mundial, un instante universal.

La velocidad, como afirma Virilio, es una amenaza tiránica que no se puede separa de la riqueza, y la riqueza no se puede separar al poder. Así podemos afirmar que, la velocidad es el poder inmenso de cambiar los diferentes momentos en un tiempo único.

     “Quien dice poder, dice, ante todo, poder democrático…, el poder es siempre el poder de controlar un territorio mediante mensajeros, medios de transporte  y de transmisión.( Paul Virilio, 1997)”

Nos encontramos en una sociedad mundial que se desarrolla en torno a la velocidad; esta velocidad controla cada vez más las redes de información social, y al mismo tiempo genera riqueza y dominación. En el pasado se hablaba de velocidades relativas, aquellas que referidas a los medios de transportes, al pasar del tiempo se pone en práctica la velocidad absoluta, aquella de las ondas electromagnéticas, del tiempo real  y el movimiento absoluto.

El movimiento absoluto refiere a la velocidad absoluta, que es también el poder absoluto; como lo comenta Virilio, éste poder es sinónimo de control absoluto, o sea, un poder casi divino. Si este poder nos lleva a pensar a la ubicuidad, la instantaneidad, la inmediatez, la visión total y el poder total, entonces,  no estamos de frente a la democracia, sino a un sistema total de dominación virtual.

A través de la historia, la sociedad ha pasado por etapas que la han modificado; la revolución de los transportes modificó la percepción de espacio-tiempo; gracias a la velocidad industrial, pasa a través de la geopolítica y la cronopolítica; la cual Virgilio la define cuando se produce una pérdida de afecto por el terreno o territorio.

    “El mito saintsimoníano… autores que ven en la informática un medio para el desarrollo del intercambio y la comunicación entre los ciudadanos. (Virilio, 1997)” 

         En nuestro mundo actual, la información recorre el mundo a una velocidad infinita; mucha de esa información está gestionada por la publicidad y la propaganda; los expertos comunicólogos saben la influencia y persuasión, es decir, el control que ésta puede ejercer en los ciudadanos.

La publicidad es una ventana a un mundo que parece ser el nuestro, el mundo real, sin embargo no lo es; es sólo un reflejo del mundo actual y cada consumidor de  publicidad tiene la “opción” de escoger el mundo que desea vivir. Escogemos entre las opciones que nos dan los medios de información.

La máquina de visión de la cual nos habla Virilio, es aquella que proporciona qué ver. La velocidad cambia la visión y percepción del mundo. Una imagen fija o varias imágenes, fotografías en movimiento o multimedia, no son la visión del mundo real, sino su desaparición. “Las cosas existirán más cuanto más desaparezcan. (Virilio)” ; poder ser que nos estamos dirigiendo a la desaparición del mundo, cambiando su estética y su percepción.

El arte se resiste a desaparecer en medio de la velocidad controladora y absoluta; una forma de persistencia a favor de las propias emociones; divergiendo con la velocidad de información que las ocupa y las manipula. Esto último es el peligro que acecha a la sociedad, mensajes pre digeridos y ocultos que atacan y abusan de la libertad.

El ser humano vive dentro el fenómeno de colaboración y resistencia. Los estudiosos de la comunicación deben ser críticos, para que persista el mundo real y su progreso, para que no se pierda la libertad de frente a las nuevas tecnologías; la tecno-ciencia.

Las amenazas entre sociedades del mundo, se basan en un complejo militar-industrial y científico, peligroso para la democracia; así lo afirmó el especialista en logística Eisenhower en 1961. En la actualidad se lleva a cabo una militarización de la información, guerra de conocimiento e inteligencia

Podemos añadir una pregunta: ¿Es capaz el ser humano de soportar y defender su libertad en medio de esta guerra de información?

Johanna Santos

Bibliografía

– VIRILIO, Paul. “De la revolución de los transportes a la revolución de las transmisiones” en, El cibermundo, la política de lo peor. Madrid Cátedra 1997. Págs. 13-40.

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s